top of page

EL CONSORCIO DEL JAMÓN SERRANO ESPAÑOL, EL AUTÉNTICO JAMÓN SERRANO.

ConsorcioSerrano, jamón serrano español de alta calidad y una imagen de país.


El Consorcio del Jamón Serrano Español agrupa, desde el año 1990, a los principales productores-exportadores de jamón serrano del país, certificando la máxima calidad para obtener la satisfacción del cliente. Tras 33 años de recorrido, esta asociación agrupa a 24 de las compañías más importantes del sector jamonero español, que representan más del 50% de la producción de jamón y más del 60% de las exportaciones de este producto.


A lo largo de su trayectoria, la principal misión de la entidad se ha basado en promocionar el jamón serrano español de calidad en sus mercados estratégicos, seleccionando los jamones serranos de los socios que cumplen con los estándares de calidad (norma europea ETG, criterios del CJSE y la correspondiente auditoria), e identificándolos con el sello ConsorcioSerrano.


Por su parte, todas las compañías pertenecientes al Consorcio se encuentran avaladas por el sello ConsorcioSerrano, que acompaña a las piezas destinadas a la exportación y que pretende certificar los más altos estándares de calidad, una regularidad en el producto y garantizar el origen del jamón serrano 100% español. De esta forma, este sello de calidad es una herramienta que genera confianza en los clientes y consumidores.


El compromiso con la calidad y con la satisfacción del consumidor son los ejes fundamentales de este grupo, materializándose en una estricta norma de producto, una auditoria continuada, un exhaustivo control de calidad y una selección pieza a pieza que permite garantizar la alta calidad y exclusividad del jamón serrano español identificado con el sello de calidad ConsorcioSerrano.


Así, la textura del jamón, su aroma y sabor únicos identifican el jamón serrano español que se encuentra enmarcado bajo el sello de calidad ConsorcioSerrano. Unas cualidades diferenciales que aseguran al consumidor un jamón serrano tradicional, único, elaborado siempre en España y con una materia prima 100% española que ofrece unas cualidades sensoriales únicas y unas excepcionales características organolépticas que lo diferencian del resto de jamones serranos que se pueden encontrar en el mercado.


Para ello, se realizan inspecciones y auditorías continuadas con la finalidad de evaluar de forma independiente cada planta productiva y verificar así que se cumple con la normativa de calidad del Consorcio del Jamón Serrano Español. En este punto también se lleva a cabo un control sobre la materia prima y se analizan los procesos de elaboración. En último lugar, se examina el producto cuando ya está acabado.


A través de los estrictos criterios sobre los que se asienta el sello de calidad ConsorcioSerrano, se consigue que el jamón serrano llegue al mercado en su momento óptimo de consumo. Esto es posible gracias a un cuidadoso proceso de elaboración con una maduración mínima de 12 meses del jamón y una exigente selección de los jamones pieza a pieza, para que solo los mejores jamones serranos puedan ser comercializados bajo la marca ConsorcioSerrano.


Selección pieza a pieza

El primer paso de la elaboración del jamón serrano del Consorcio del Jamón Serrano Español es la adquisición de una materia prima de calidad, que viene garantizada por una minuciosa política de compras de los socios del Consorcio. Estas piezas se caracterizan por contar con un mayor espesor graso en la zona más críticas y unos niveles de grasa en el conjunto de la pieza que hacen que esta sea más apta para el nivel de curación que el jamón del sello de calidad ConsorcioSerrano exige. Posteriormente, se lleva a cabo un control visual de las piezas una a una, con el fin de eliminar aquellas con defectos críticos y que no son aptos para el procesado de los jamones del CJSE.


Cuando el jamón ha finalizado el proceso de maduración y está listo para su comercialización, los responsables de calidad del Consorcio del Jamón Serrano Español seleccionan a mano, y uno a uno, aquellos jamones que reúnen las cualidades organolépticas y los requisitos establecidos por la norma de calidad para proceder al sellado e identificación con una marca a fuego del sello de calidad ConsorcioSerrano. Solamente aquellos jamones serranos que han superado satisfactoriamente el proceso de selección contarán con este distintivo de calidad.


Las distintas fases de elaboración del jamón ConsorcioSerrano suelen tener una duración de entre un año y un año y medio y a través de cada uno de las etapas se consigue un extraordinario jamón serrano con excepcionales características sensoriales, inconfundible color, aroma, aspecto y textura.


Un distintivo de calidad que genera confianza tanto a importadores, distribuidores y consumidores y que ha permitido que el Consorcio del Jamón Serrano Español haya superado la cifra de 18 millones de piezas de jamón serrano selladas.


Conoce más sobre el Consorcio 👇


Presentacion CJSE Interactiva
.pdf
Download PDF • 6.15MB



bottom of page