Buscar

Sitios Revolucionarios en la CDMX



Si este puente revolucionario te vas a quedar en la CDMX, date una vuelta por la Ciudad, que uaguro estará vacía, aquí te doy alguna opciones muy revolucionarias, con motivo de los 108 años del inicio de la Revolución Mexicana.

A los pies del Monumento a la Revolución se encuentran el Museo Nacional de la Revolución que muestra la historia de la Revolución Mexicana, este lugar fue construido para que fuera el Palacio Legislativo del gobierno de Porfirio Díaz. Cuenta con tres áreas de exhibición: un Museo de sitio, donde se pueden apreciar las distintas etapas constructivas del Palacio Legislativo; una Sala de Exposiciones Temporales, donde periódicamente se exhiben diferentes muestras con temas específicos que complementan la información sobre el movimiento armado de 1910; y su Exposición Permanente, estructurada en orden temático y cronológico a través de ocho salas: La Consolidación del Estado mexicano, El Porfiriato, La Revolución democrática, La Revolución política, La Revolución popular, La Guerra Civil y la Constitución, Las bases del nuevo Estado mexicano y El Cardenismo, además de cineclub, ciclos de cine, ciclos de conferencias, visitas guiadas, visitas guiadas dramatizadas, talleres infantiles y juveniles y exposiciones itinerantes.

La Biblioteca de México, ubicada en la antigua Ciudadela, fue uno de los escenarios clave en la famosa Decena Trágica. El edificio de la calle de Tolsa, en la CDMX, fue ocupado por los rebeldes que buscaban destituir a Francisco I. Madero, ahí se llevó a cabo una de las batallas más violentas de la Decena y también se dio muerte a Gustavo A. Madero. Actualmente la Biblioteca de México cuenta con un acervo de 580 mil libros, colecciones de material multimedia, libros infantiles y muchos libros en sistema braille, además de ser uno de las construcciones más bellas de la CDMX.

La construcción del penitenciario llamado Palacio de Lecumberrí, en un terreno cuyo propietario había sido de un español de apellido Lecumberri (de ahí su nombre), fue orden del presidente Porfirio Díaz, en ese entonces fue la prisión más importante del país y así lo fue durante décadas. Aquí fueron asesinados por traición Madero y Pino Suárez después de la Decena Trágica, actualmente es la sede del Archivo General de la Nación. Escribir sobre el Palacio merece otro artículo, pues hoy por hoy, es uno de los recintos con más historia del país, que vale la pena conocer y visitar.

Aunque las obras fueron suspendidas, precisamente a causa del conflicto armado, el Palacio Bellas Artes es el último gran símbolo del legado del Porfiriato, lo mandó construir para celebrar el centenario del inicio de la Independencia de México, pero fue inaugurado hasta el 29 de septiembre de 1934 tras el estallido de la Revolución mexicana. Es un imperdible de la historia de México y uno de los lugares obligados para visitar.

Y para cerrar con broche de oro tu recorrido, la Cantina La Ópera, con una gran historia, fue inaugurada en 1876 por unas hermanas francesas de apellido Boulangeot, rápidamente se convirtió en el lugar favorito de la alta sociedad de la época (siglo IXX), fue tanto el éxito del lugar, que en 1895 tuvo que cambiar de sede a uno más amplio, donde se encuentra actualmente, 5 de Mayo 10, esquina con Filomeno Mata, en el Centro Histórico en la CDMX.

Este lugar ha conservado su decoración inicial, los muebles son de madera tallada con asientos tapizados en terciopelo rojo; lunas biseladas, óleos en cada gabinete y una hermosa barra traída desde Nueva Orleans. Los techos están barrocamente decorados y bañados con hoja de oro.

Uno de sus clientes más frecuentes fue el presidente Díaz, entre otras figuras políticas de la época como Emiliano Zapata y Francisco Villa, se dice que en una noche de copas, este último disparó su pistola e hizo un hueco en el techo que permanece, aunque historiadores dicen que el Caudillo del Norte, como también se le conocía, no bebía y no le gustaban las cantinas, por lo que probablemente esa bala en el techo se debe a un borracho del lugar y por propaganda se le atribuyó a Villa, como haya sido, son muchos los que acuden a esta cantina a ver el balazo en el techo.

Y para rematar, aquí te dejo unos datos curiosos de la Revolución Mexicana.

Los pioneros de las revolución mexicana fueron los hermanos escritores y periodistas Ricardo y Enrique Flores Magón, ellos son los creadores de la famosa frase revolucionaria ‘Tierra y libertad’.

El papel de Las Sodaderas fue muy importante para la lucha revolucionaria, debido a que se encargaron de labores como preparar alimento, lavar ropa, cuidar a los heridos, pero al mismo tiempo eran espías, traficantes de armas y algunas también tomaron las armas.

“La Adelita” del popular corrido revolucionario, que se dice estaba inspirada en Adela Velarde Pérez, nacida en Ciudad Juárez Chihuahua, el 8 de septiembre de 1900.

Emiliano Zapata no era pobre, a pesar de que en la historia lo han pintado de escasos recursos, hay registros sobre la posesión de tierras y cabaallerías, además le gustaba de la comida francesa y el coñac.

A Francisco Villa no le gustaba beber alcohol, pensaba que era la principal causa de los problemas, destruyó varias cantinas y amenazaba de muerte a todo aquel que dentro de su batallón intentase emborracharse. Dicen que se casó al menos 27 veces y tuvo unos 26 hijos.



CONTACTO

Thiers 83, Anzures, 11590

CDMX, Mexico.

​​

Tel: 555203-6946

info@asociaciondehoteles.com.mx

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco